LEE, TE ESTAMOS VIGILANDO

REVIEW: ICHI THE KILLER

REVIEW: ICHI THE KILLER

“You’re gonna kill that girl”

RAMONES

Estaba yo recorriendo el persa bío-bío con mi compañero de ruta, mi padre, cuando nos detenemos ante un local de películas japonesas y animé. Mi papá pregunta inmediatamente por el precio de mi adorada “Battle Royale”. Hace algo así como dos años, cuando era uno de esos pobres tarados que ven animé y usan chapitas, me prestaron Battle Royale, un vhs copiado, en mal estado y para colmo sin subtítulos. Me tuvieron que explicar lo que pasaba, y la disfruté exageradamente, la amé. Desde aquel instante, si bien ya tenia la semilla en mi, la sangre me encantó. Desde entonces las películas con contenido gore son muy queridas para mí.

Y bueno, mi papá compra battle royale y me pregunta si quiero alguna, y yo le digo que quiero de Takashi Miike. Por que la verdad de Takashi Miike no conozco casi nada, y estoy muy interesado en él. El vendedor me dice que tiene “Ichi the killer”, y yo por lo que había leído, era buena, además de la crítica del SITGES que venía en la tapa “Neopunk japonés elevado a la categoría de culto”.

Me senté a verla sin saber exactamente de que venía la cosa. Sí, leí la contraportada, pero estaba pensando en otra cosa.

La cosa inicia con un inquietante goteo de semen en el suelo. Unos tipos en un auto esperan algo con mucha urgencia. Luego vemos a un tipo violándose a una chica, golpeándola mientras ella grita. Luego los tipos del auto reciben un llamado del que se oyen solo quejidos como de perro muy maltratado. Y claro, ahí uno ya sabe que se viene la cosa, pero la cosa es mucho más cosística de lo que parece, porque los tipos del auto entran al departamento a limpiar y un tipo se resbala y cae, luego se encienden las luces y podemos ver que el tipo se resbaló con un pedazo de intestino.

Por los diálogos comprendemos que se trata de un tipo que se llama Ichi, y uno como espectador hace la observación:”Que cabrón es ese ichi, dejó sangre hasta en el techo”.

Bueno, la historia es bastante simple. Yakuzas. El jefe del clan es el asesinado por Ichi. Su hombre de confianza queda a cargo y busca al culpable para vengarse, con todas las torturas de rigor de por medio. Así conocemos que Kakihara, el citado hombre de confianza, es un masoquista, un sádico, y que puede expulsar el humo de sus cigarros por dos lados distintos. Kakihara se apasiona con el misterio de Ichi, y lo único que desea es enfrentarlo, porque la razón de la venganza de Kakihara, es que nadie le pega como su jefe, por tanto nosotros creemos que el cree (¿?) que quiere que Ichi lo mate.

Por el otro lado vemos la historia de Ichi, un tipo atormentado a cagar por la psicología nazi que le influye su “amigo”, inventándole macabras historias que lo llevan a cometer las masacres maravillosas que podemos ver a lo largo de toda la película.


Hablando con un chico sobre ésta película hace algunos días, el me lanzó frases como “Historia súper compleja”, “Trasfondo increíble”, “Todo en esa película tiene un motivo, es como leer Nietzche”. Y yo desde aquí le desacredito profundamente: NO, NO, Y NO.

Ichi the killer es maravillosa y me gustó tanto por su minimalismo excesivo, por sus grandes tomas, masacres, por sus personajes enfermos pero principalmente por el minimalismo de la historia, no necesitamos explicaciones excesivas para toda la sangre que vemos, simplemente existe por que Takashi Miike quiere, y ya, no hay ninguna puta justificación y está mucho mejor así. Me caen pésimo los tipos que tratan de encontrar el significado “oculto” de las películas, que a cada cosa que ven le tienen que encontrar “un doble sentido, otra lectura, un significado distinto”. O sea, no todo son metáforas, si eructo en tu cara no quiere decir necesariamente que me caigas mal, simplemente tenía ganas de eructar.

Ahora, también puedo estar profundamente equivocado, pero no me importa.

En definitiva Ichi the killer es una muy buena película, a mí me encantó muchito.

|

maystar designs | maystar designs | Template encontrada en Maystar designs, gracias a Hijo Tonto, arreglada por moi.