LEE, TE ESTAMOS VIGILANDO

Hoy conocí a Guadalupe Pachito.

¿Quién es Guadalupe Pachito, se preguntarán?

¿Un actor de películas porno francomasones?
¿El cantante de moda del que no estaba enterado?
¿El último eliminado de "La granja Vip"?
¿Un curandero Brasileño con sida y estrías?

NO!

Guadalupe Pachito es un perro callejero.

Hoy salí del colegio con rumbo a mi casa, cuando me encontré con Simar y Selles, quienes iban hacia "La capitanía". Me dolía un poco el estómago, pero tenía ganas de un "chill out" y además quería quemar el diario.
Nos sentamos en un triángulo a leer el diario y a quemar las partes poco interesantes, mientras tomabamos coca-cola que Selles había traído para un exprimento de ciencias naturales que le habían corrido para la próxima semana y ellos fumaban. Hablabamos sobre temas banales, como la productora de cine que queda frente a la capitanía (Chile Films) La última vez que fuimos ahí (Que quizá sea mejor no relatar) y el fuego.

Ah, el fuego, el fuego, el fuego--FUEGO QUEMENSE WAJAJAJAJA

amo el fuego

en fin estabamos quemando el artículo sobre el regreso de los "Backstreet Boys cuando caminando en sentido norte apareció un hermoso perro quiltro despeinado de esos negros con las partes inferiores y las cejas amarillas. Este perro simplemente llegó y se acostó en el medio de nuestro triangulo de la coca-cola y la piromanía, justo encima del artículo sobre la ley de financiamiento de la educación superior que Selles estaba leyendo.
Obviamente, todos nos enamoramos del perro, y su bautizo empezó de inmediato

Fueron propuestos nombres tales como:
-Miserable
-Callejero
-Picopicota
-perro

Sin embargo la propuesta más sólida fue "Guadalupe Pachito" gracias a mi efectivo slógan "Voten por Lupe Chito o mi bototo estará en su trasero".

Guadalupe Pachito tenía frío y hambre. Lo tapamos con el diario y Selles le puso su pañuelo árabe, tratamos de conseguirle un buen hogar (haciendo algo que más parecía rin rin raja con un perro como extra) sin resultados. Hicimos eso toda la tarde, sin conseguir nada.
Era frustrante, porque era MUY tarde y nosotros nos debíamos ir, pero no podíamos separarnos de Guadalupe hasta haberlo dejado en un buen lugar. Superé mi trance como buen nihilista y los dejé marchar hacia una clínica que quedaba bajando por colon. Al llegar a mi casa entré rápidamente a msn a ver qué había pasado. Selles me relató que Simar también había abandonado y que ni en la clínica ni en la municipalidad lo querían, me contó que lo dejó a un lado de un árbol, tapado con la parca que le conseguimos en artículos perdidos, mientras, en sus palabras, "Se chupaba el pene".

|

maystar designs | maystar designs | Template encontrada en Maystar designs, gracias a Hijo Tonto, arreglada por moi.