LEE, TE ESTAMOS VIGILANDO

excribir

tuve un fin de semana super largo gracias a la lluvia y a los cristianos que aunque tarados los respeto por inventar feriados. hoy estaba absolutamente dormido y muy estúpido (como solo se puede estar cuando vez Futurama hasta las 12 de la noche) y hablando incoherencias cuando faltaban sólo unos minutos para la prueba de ciencias sociales para la cual no estudié prácticamente nada y me fue muy bien. Cuando estabamos repasando alguien me preguntó "Max, ¿Cuáles eran los Mencheviques y que diferencias tenían con los Bolcheviques?"
Recuerdo haber contestado esto: "Los Bolcheviques eran sadistas, querían dejarle rojo el culo a Rusia, así (Max se mueve como lo ha visto en el sexo anal de las películas pornográficas), en cambio los Mencheviques querían mamarsela a Rusia pero no tan duro, ¿Cachai?"

También recuerdo haber dicho algo sobre resucitar a Jesús con patas de araña y que Lenin y Stalin bebían cerveza en el subsuelo ya reconciliados.

carajo, cuando meditaba sobre qué escribir ahora bostezé y me toqué la nariz con la palma de la mano, siendo que mi nariz estaba cubierta de crema para las espinillas. fue desagradable.

siguiendo las recomendaciones de mi amigo tonto, me bajé un disco de The Residents (Meet the residents) que es algo bastante estrafalario. Cuando me lo dijo pensé en algo así como Joy Division, pero nada que ver. Es como una bizarra mezcla de Kraftwerk, Tom Waits, un pianista con hemorroides y cantantes de opera. No me desagrada, pero tampoco me fascina.

por fin tengo una croquera grande, sin embargo no encuentro portaminas de 0,2 en ninguna parte. las papelerias en este planeta llamado chile son unas hijas de su bastarda y putrida madre de papel.

cuando estaba saliendo de mi colegio el tipo que vende dulces a la salida (y que siempre cobra lo que quiere) tenía dulces mexicanos de Mango-Chile. Casi tres años sin verlos, obviamente me compré uno.

me fui para la casa del skavedra para que me prestara el libro de la prueba de mañana "Gracia y el forastero" de Guillermo Blanco, que leí en tiempo record, y lo encontré un BODRIO. No me gustan las cosas de amor, no me gustan las novelas ni las peliculas ni los cómics ni la música ni la simbología. Ni siquiera cuando estoy enamorado (raras veces) me gustan esas cosas. Sólo me gustan cuando el amor es un aditivo desagradable o cuando el amor es un amor profundamente bizarro (como aquél cómic de la revista "El Víbora" donde un hombre con cabeza de pene se enamoraba de una monja).

En la casa de skavedra son muy amables. Yo fui como para ir a buscar el libro e irme, pero me sirivieron comida y me mostró las canciones que había hecho. Me encanta que sean atentos con uno.

Tengo sueño de nuevo.

|

maystar designs | maystar designs | Template encontrada en Maystar designs, gracias a Hijo Tonto, arreglada por moi.